Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • Mitsubishi Heavy Industries lanza nuevo satélite serie I-6 para Inmarsat

    El operador satelital Inmarsat, reciéntemente adquirido por ViaSat, contará con un nuevo integrante en su constelación: el I-6 F1 posee cargas útiles de banda L y banda Ka, de manera que expandirá tanto la capacidad de servicios tradicionales BGAN / Elera de banda angista como la capacidad de banda ancha GX / Orchestra.

    El I-6 F1 es uno de 7 nuevos satélites que Inmarsat tiene plaeneado lanzar entre 2021 y 2024, con la finalidad de modernizar su flota para la prestación de servicios satelites móviles globales. Tanto el I-6 F1 como el I-6 F2 entregarán el doble de capacidad y poder por haz que los I-4, permitiendo incrementar significaivamente el ancho de banda de servicios en banda L, haciendo posible terinnales para uso civil de hasta 2 Mbps.

    Por su parte, los nuevos recursos en órbita de banda Ka permitirán aumentar las prestaciones de servicios Fleet Xpress, GX Aviation y Jet Connex, además de complementar cobertura MILSATCOM para algunos países. I-6 F1 tiene 20 hazes de banda Ki que se pueden mover de ubicación, optimizando dinámicamente la capacidad según vaya cambiando la demanda.

    El lanzamiento tiene lugar desde el centro espacial de JAXA en Tanegashima, a bordo de un cohete de Mitsubishi Heavy Industries H3, hacia una órbita de transferencia geoestacionaria. El satélite luego usará su sistema a bordo de propulsión eléctrica para viajar hasta su órbita definitiva, lo cual tardará varios meses. Este tipo de propulsión, un tanto lenta, permite aprovechar la capacidad del cohete para que el satélite pueda tener una masa propia bastante grande. De hecho, como ya ha sucedido en ocasiones anteriores, Inmarsat afirma que se trata del satélite de telecomunicaciones más grande y complejo puesto en órbita en toda la historia hasta ahora.

    La fabricación de ambos I-6 fue encargada a Airbus Defense and Space a fines de 2015. Ambos satélites están basados en la plataforma Eurostar300e, cuentan con propulsión de Safran/Snecma, sistemas de telecomunicaciones de Kongsberg Norspace y están diseñados para una duración de al menos 15 años en órbita.