Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • Amazon compromete a Boeing / ULA para el lanzamiento de satélites Kuiper

    Boeing-Lockheed Martin, a través de su filial United Launch Alliance, lanzaría un primer grupo de satélites para la constelación satelital de órbita baja Kuiper, según anunió Amazon.

    El anunció presenta cierta importancia al subir a bordo a Boeing, una empresa importante del ámbito aeroespacial, pero no especifica la cantidad de dinero involucrada, tampoco la fecha de los lanzamientos ni la cantidad de satélites, en definitva no permite deducir cuándo el proyecto comenzará a hacerse realidad.

    Lo que sí se puede deducir, pensando en la capacidad de lanzamiento de ULA, es la cantidad de satélites: aproximadamente 500. De acuerdo a la autorización que Amazon solicitó a la entidad reguladora de telecomunmicaciones de Estados Unidos FCC, la constelación requiere 578 para prestar un primer tramo de servicio. Vale decir, este compromiso anunciado no asegura una pronta puesta en marcha comercial del proyecto.

    También ausente del anuncio, y de cualquier otro anuncio de Amazon, el importante dato de quién fabricará los satélites. Un detalle bastante relevante. Sin satélites no hay constelación: los comunicados de prensa no bastan para la prestación de servicio. Pero, Boeing fabrica satélites. Quizás por ahí tengamos alguna noticia en el futuro.

    Amazón todavía parece ir significativamente rezagado en comparación con SpaceX / Starlink, que ya tiene unos 1500 satélites en órbita y ha comenzado a ofrecer servicio en varias partes del mundo, incluyendo Estados Unidos, Reino Unido y Alemania.

    Pero, Amazon tiene una ventaja, y es que su prototipo de antena parece ser compatible con otras constelaciones. Esto podría permitir a Amazon poner en marcha su servicio de conectividad satelital antes de haber lanzado satélites propios.

    Comprensiblemente, Amazon se ha opuesto a que Starlink haga uso de órbitas más bajas que las que había anunciado inicialmente, precisando que ello podría crear riesgo de interefencia y colisiones y entre ambas constelaciones y hacer menos competitivo el mercado satelital.

    A pesar de la presencia, al menos en papel, de Boeing, el proyecto Kuiper continúa siendo de papel. Recordemos que incluso Boeing tuvo en un momento su propio proyecto de constelación de órbita baja... que nunca dejó de ser de papel.

    No hay comentarios: