Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • Un satellite de Starlink tuvo que ser desviado manualmente para no colisionar con un satélite de OneWeb

    Hace unos días estuvieron a punto de colisionar un satélite de OneWeb con uno de SpaceX. Aunque finalmente no hubo ningún daño, el incidente ha sacado a la luz una realidad: la inexistencia de un protocolo internacional para cuando dos satélites están al borde de chocar.

    Cinco días después de que OneWeb lanzará un lote con 26 satélites desde Rusia, la compañía recibió varias “alertas rojas” de parte de la Fuerza Espacial que avisaban de que uno de sus satélites podía colisionar con un satélite Starlink.

    La probabilidad de chocar era <2%, sin embargo, su proximidad era peligrosamente cercana, con una distancia de unos 57 metros. Aunque la probabilidad era baja, en el caso de que los satélites chocasen en órbita, podrían haber aumentado considerablemente las piezas de basura espacial que tanto preocupan a los expertos, dando posiblemente lugar al fenómeno conocido como síndrome de Kessler, descrito por el científico Don Kessler, la primera persona en alertar de este potencial problema,

    En la actualidad, no hay ninguna autoridad nacional o internacional que obligue a los desarrolladores de satélites a tomar medidas sobre posibles colisiones. No obstante, en esta ocasión, la Fuerza Espacial estadounidense fue la que alertó a la compañía OneWeb que, a su vez, se puso en contacto con SpaceX a través de correo electrónico.

    Cada vez hay más objetos en el espacio, algunos de ellos son abandonados y terminan siendo basura. La NASA firma un acuerdo con SpaceX para evitar las posibles colisiones entre satélites y naves en el espacio

    Gracias a estos avisos, SpaceX pudo desviar el rumbo de Starlink de manera manual. El satélite de SpaceX supuestamente usaba un sistema de inteligencia artificial que evitaba la colisión con otros objetos espaciales. Sin embargo, parece ser que la única forma de esquivar al satélite de OneWeb era desactivando su sistema y manejándolo desde la Tierra.

    Fuente principal: 20 Minutos citando The Verge.

    No hay comentarios: