Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • Thales Alenia construirá satélites para Lightspeed, la constelación de órbita baja de Telesat

    El fabricante de satélites Thales Alenia Space, de origen francés y responsable del hardware en órbita la actual constelación de Iridium llamada Next, se hará cargo de la construcción de los satélites por encargo de Telesat para la constelación de órbita baja que ha sido bautizada con el nombre de Lightspeed.

    La constelación Lightspeed consistirá inicialmente en 298 satélites, cuyo peso será menor a una tonelada cada uno, enlazados entre sí mediante comunicación óptica. Este detalle diferencia al proyecto de otros "big-LEO" como OneWeb y Starlink, cuyas constelaciones actuales no contemplan el uso de comunicación entre satélites, conformando lo que se conoce como una arquitectura de "bent-pipe", donde el uso de un satélite por parte de un terminal implica que el satélite debe estar en contacto directo con una estación en tierra.

    Al usar enlaces entre satélites, similar al caso de Iridium, la constelación Lightspeed de Telesat podrá ofrecer servicios en zonas alejadas de los continentes y será posiblemente más sustentable económicamente que su competencia, debido a la ventaja de no depender de estaciones terrestres. En comparación, Starlink actualmente requiere de unas 50 estaciones terrestres para dar servicio parcial sólo en Estados Unidos, y no puede prestar servicios en zonas alejadas de los continentes, vale decir más de la mitad del planeta.

    Según Telesat, Lightspeed se basa en una combinación única de equipos satelitales avanzados a bordo: antenas activas sofisticadas que pueden reenfocar dinámicamente los haces mil veces por segundo, procesadores potentes y flexibles, enlaces láser ópticos entre satélites para crear cobertura de malla global, y una combinación de software a bordo y en tierra que garantiza el uso óptimo de los recursos del sistema. La flexibilidad sería clave para la competitividad, ya que optimiza la capacidad comercializable en relación con la ubicación de la demanda, que puede variar significativamente a lo largo del tiempo y entre "puntos calientes" como aeropuertos y áreas de baja densidad como comunidades remotas. 

    Las interconexiones de enlace de láser óptico entre los satélites de la constelación proporcionarán una cobertura global, incluyendo océanos y los polos, con un alto nivel de seguridad para los servicios de extremo a extremo. Esto a su vez optimizará el segmento terrestre con un número bajo de sitios de enlace, libertad en las ubicaciones de dichos sitios y capacidad de implementarlos posteriormente a medida en que cambie la demanda sobre el sistema.

    78 de los satélites estarán en órbita polar distribuida en 6 planos que se lanzarán primero, y 220 en 11 planos inclinados que se pondrán en órbita hacia el final, para estar entregando servicio completo en algún momento del 2024, con cada satélite pudiendo procesar 80 Gbps de ancho de banda. El sistema comenzaría con una treintena de estaciones para interconectar con la Internet terrestre, aparentemente dos por cada plano orbital, y será posible para clientes operar estaciones terrestres propias para mayor seguridad y resiliencia, similar a como el Gobierno de Estados Unidos mantiene su propia estación terrena para hacer uso personalizado de la constelación de Iridium. 

    La red entera operará en capa 2 del modelo OSI y entregará comunicación con una latencia extremo-a-extremo de entre 30 a 50 ms, superando los 150ms de MEO y los 700ms de GEO. Esto implica que Lightspeed sería ideal para atender estaciones base de LTE 4G/5G en zonas remotas.

    La ventaja de ser un sistema realmente global tiene el potencial de ayudar a que Telesat sea sustentable también gracias al atractivo que esta característica presenta para clientes gubernamentales. Las fuerzas militares y delegaciones diplomáticas, además de agencias internacionales y otros clientes de la sociedad civil, requieren sistemas que puedan operar en cualquier parte, como actualmente ofrecen empresas como Iridium. Eso sí, hoy las necesidades de ancho de banda son mayores, por eso el interés en sistemas "big LEO" en general y sistemas como este, para ir más allá de los servicios de banda angosta disponibles globalmente hoy.

    Según el analista Sami Kassab de Exane/BNPP, la constelación Lightspeed de Telesat en su primera versión agregará 15 mil Gbps de capacidad global de ancho de banda, que es aproximadamente el triple que OneWeb y sólo un 25% menos que Starlink. Considerando que Starlink requiere mucha más infraestructura terrestre y ya va en mil satélites para un servicio que hasta el momento sólo opera parcialmente en un sólo país, se anticipa un escenario muy interesante para los próximos años. 

    Fuentes principales: Satnews y Via Satellite.

    No hay comentarios: