Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • El intento de unificación de Intelsat con OneWeb no termina bien

    Este mes, más de dos años después de la debacle, la saga Intelsat-OneWeb-SoftBank ha dado su último giro: Intelsat demandó a sus socios anteriores, alegando incumplimiento de contrato, fraude y conspiración para robar información.

    En febrero 2017, Intelsat anunció un pacto complejo y tripartito para fusionar su negocio con la filial de Softbank OneWeb, atrayendo una inversión de $ 1.7 mil millones de Softbank en el proceso y eliminando $ 3.6 mil millones de deuda de Intelsat. De haberse efectuado, la transacción habría unido la flota de medio centenar de satélites en órbita geosíncrona de Intelsat con el proyecto de 900 satélites en órbita baja de OneWeb. También habría resultado en un Intelsat más fuerte, con un balance más ligero y una flota más grande de satélites de comunicaciones en órbita, que estaría controlada en un 39.9% por Softbank.

    Pero no resultó. Solo tres meses después de que se anunció el acuerdo de fusión, se desmoronó después de que los prestamistas se negaron a cancelar una gran parte de la deuda de Intelsat.

    Según SpaceNews.com, Intelsat este mes presentó nueve cargos contra OneWeb y Softbank el 10 de septiembre. La queja alega que en 2015 OneWeb contrató a Intelsat para convertirse en su "único y exclusivo distribuidor mundial y regional" de los servicios de comunicaciones de OneWeb (una vez que tuviera satélites capaces de prestar servicios). Sin embargo, solo un año después, OneWeb vendió el 40% de sus acciones a Softbank y le dijo a Softbank que, de hecho, sería el distribuidor global exclusivo de OneWeb.

    Naturalmente, Intelsat se quejó, y las partes negociaron una solución alternativa mediante la cual Intelsat distribuiría los servicios de OneWeb a través de Softbank. Una vez resuelto el asunto, y las tres compañías a punto de formar una familia grande y feliz, e Intelsat procedió a proporcionar todo tipo de asistencia técnica y divulgar todo tipo de secretos comerciales a OneWeb.

    Sin embargo, incluso después de que la fusión se desmoronara, las compañías continuaron las discusiones sobre cómo podrían cooperar. En su queja, Intelsat dice que estas discusiones continuaron hasta marzo de 2018, pero luego cesaron en abril de 2018 cuando Intelsat se enteró de que SoftBank estaba buscando vender su participación en OneWeb a un tercero.

    Para febrero, las relaciones habían tomado un giro decididamente frío, con OneWeb ordenando a Intelsat que "cesara y desistiera" de representar a cualquiera que todavía tenía derechos exclusivos de distribución de los servicios de OneWeb, porque OneWeb estaba tratando de revender estos derechos a otros.

    En resumen: Intelsat cree que posee derechos de distribución de los servicios de OneWeb. OneWeb no está de acuerdo. Entonces Intelsat está demandandoy esto no es muy bueno para OneWeb. PERO, en medio de todo este lío, OneWeb ha anunciado un acuerdo de colaboración en conjunto con Iridium. Eso, que puede ser bueno para Iridium, también es bueno para OneWeb.

    Veremos qué pasa. En el mejor de los casos, el proyecto OneWeb se retrasa un poco más y los más beneficiados de aquello en el mediano plazo pueden ser SpaceX con su proyecto Starlink y Amazon con su proyecto Kuiper. La hipótesis del retraso se confirma con el anuncio de que desistirá de una de sus primeras solicitudes de espectro. Aunque también, "el que ríe último ríe mejor" y quizás una alianza de OneWeb con Iridium pueda traer novedades que jueguen a su favor en el mediano plazo.

    Fuente: The Motley Fool.

    No hay comentarios: