Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • Inmarsat comenzaría a entregar servicio desde satélites no-geoestacionarios para el Ártico en 2022

    En base a dos satélites construídos por Northrop Grumman, Inmarsat planea prestar servicio en banda Ka (Global Xpress) destinado a barcos y aeronaves en las rutas de creciente uso sobre el Ártico.

    En un movimiento algo inusual para Inmarsat, cuyo satélites de banda L y banda Ka hasta ahora habían operado exclusivamente desde el anillo geoestacionario, estos dos nuevos satélites denominados GX10A y GX10B van a complementar la constelación GX existente desde órbitas altamente elípticas (HEO por "Highly Elliptical Orbit").

    Las órbitas altamente elípticas, a veces conocidas por el nombre ruso Molniya, tienen pasadas lentas sobre el hemisferio de interés (en este caso el hemisferio Norte) y pasadas rápidas sobre el hemisferio contrario (en este caso Sur), de manera que se necesitan al menos dos satélites para cobertura continua, donde van "haciendo posta" para prestar servicios sobre la zona deseada, en este caso el ártico, durante unas 12 horas cada uno.

    Durante esas 12 horas, el movimiento relativo de cada satélite observable desde tierra es poco, pero requerirá antenas motirizadas o capaces de hacer apunto electrónico, como las que actualmente se usan en barcos a aeronaves. De esta manera, el servicio polar GX será compatible con terminales actuales móviles, pero posiblemente no con los terminales actuales diseñados para uso fijo en tierra.

    Satélites altamente compartidos:

    Cada uno de los satélites ASBM tendrá tres cargas útiles: una para Inmarsat (en banda Ka), una para el Ministerio de Defensa de Noruega (en banda X, compatible con AWS) y una para la Fuerza Aérea de Estados Unidos (EHF), conformando lo que se ha denominado la Arctic Satellite Broadband Mission. Al compartir el satélite entre las tres partes, el costo de la solución es significativamente menor. Además ambos satélites serán lanzados en un mismo cohete por SpaceX, contribuyendo también a la economía del proyecto. La estación terrestre para estos satélites será provista por Noruega.

    Space Norway, una compañía del gobierno noruego, estableció una nueva subsidiaria, Space Norway HEOSAT, para administrar el programa y operar los dos satélites junto con Kongsberg Satellites Services en Tromsø, Noruega. El programa está totalmente financiado con acuerdos con clientes vigentes para la vida útil de los satélites, informó la empresa noruega.

    Jostein Rønneberg, CEO de Space Norway, dijo: “Estamos desarrollando una capacidad de comunicaciones sólida en un área de importancia estratégica para Noruega y nuestros socios. Esto será vital para las operaciones de monitoreo, pesca y rescate en la vasta área que está bajo el control de Noruega y mejorará notablemente nuestra capacidad de operar en el Alto Norte.

    Demanda creciente de conectividad en el ártico:

    Inmarsat señaló que hoy en día, el Círculo Polar Ártico es una región de conectividad en auge por su crecimiento y demanda por banda ancha móvil de alta calidad, dadas las considerables necesidades de los clientes del sector marítimo, aeronáutico y de gobierno. Forjando sobre la base de las capacidades actuales de Inmarsat, de hasta 75º Norte y más, las nuevas cargas de GX mejorarán el desempeño de la red en latitudes muy altas.

    Estos satélites facilitarán la entrega de acceso a conectividad sobre el paralelo 65N, donde los satélites en órbita geoestacionaria tienen dificultad progresiva para prestar servicios. En el caso de Inmarsat, donde el servicio GX de banda Ka llega a penas al parelelo 75N, el dúo ASBM proveerá ancho de banda mejorado en superposición con los satélites geoestacionarios entre 65N y 75N y de allí hasta el polo en una zona en que hasta ahora no ha existido disponibilidad de servicios de este tipo, aunque SES anunció en 2018 planes de extender su red de órbita media, también en banda Ka, a los polos mediante órbitas inclinadas, a partir del 2021.

    Este anuncio se dio a menos de un mes de la decisión de Inmarsat de invertir en tres satélites GX nuevos (GX7, 8 y 9) a ser construidos por Airbus Defence & Space, diseñados para brindar un incremento en las capacidades de GX. Adicionalmente, Inmarsat planea lanzar otros tres satélites GX próximamente, para complementar los 4 ya en operaciones: GX5, GX6A y GX6B.

    Hipotéticamente, otro par de satélites similares a los de ASBM podrían extender el servicio GX al continente antártico, aunque la demanda para tal servicio en esa zona hoy parece baja como para sustentar un despliegue de este tipo. La zona polar Sur del planeta tiene poco tráfico aéreo, muy poco tráfico marítimo cercano y además es una zona prácticamente desmilitarizada.

    Fuentes: SpaceNews y Latam Satelital.

    No hay comentarios: