Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • En órbita los primeros satélites de OneWeb gracias a Arianespace

    Tras años de demoras, OneWeb, empresa fundada por Greg Wyler que busca ofrecer internet de alta velocidad en zonas rurales de todos los continentes, logró poner en el espacio un primer bache de 6 satélites.

    De acuerdo a lo reportado por la agencia EFE, un cohete ruso Soyuz operado por Arianespace despegó este miércoles desde la base europea de Kurú, en la Guayana francesa, para poner en órbita las seis primeras unidades de la constelación, que debe contar con al menos 648 y eventualmente podría consistir en unos 2 mil satélites.

    Reportes post-lanzamiento afirman que el despligue fue ejemplar y que los 6 satélites están en sus órbitas óptimas y enviando telemetría nominal.

    Curiosamente, antes se decía que esta misión sería de 10 satélites. No está claro a qué se debe que solo se hayan puesto en órbita 6.

    De un peso de 150 kilos cada uno, los satélites quedarán en una órbita a mil kilómetros de altura, siendo "la primera piedra" de esta constelación ideada por el estadounidense Greg Wyler, fundador también del proyecto O3b, que comenzó financiado por Google y hoy está completamente en manos de SES.

    Según BBC: la función más importante de este primer grupo de satélites es asegurar el acceso de OneWeb al espectro radioeléctrico necesario, pues hay plazos involucrados.

    OneWeb habría mejorado recientemente la capacidad de sus satélites, lo que le permitió reducir a la mitad los que necesita para su proyecto, disminuyendo así la carga financiera, un factor que aún presenta incertidumbre, pues la compañía no cuenta todavía con los fondos para financiar la fabricación de todos los satélites que necesita y la puesta en órbita de la constelación completa.

    Adicionalmente al costo del segmento satelital, la naturaleza bent pipe de su diseño implica que, al no usar comunicación entre los satélites, se necesitará un número significativo de estaciones en tierra para conectarnos a la Internet en todas zonas donde se requiere dar servicio, similar a como opera la red de Globalstar, consistente en solo 48 satélites.

    Hasta ahora, la constelación mayor en órbita ha sido completada por Iridium, con el detalle de que Iridium quebró a los pocos años de iniciar su operación inicial, y no existiría hoy si no fuera porque un grupo de inversionistas, principalmente ex-militares de EEUU, compró la constelación antigua a un precio irrisorio y se las ingenió para hacerla funcionar el tiempo suficiente hasta poder renovarla, proceso que finalizó hace poco.

    El analista Shagun Sachdeva de Northern Sky Research opina en CNN que es un momento crítico para el proyecto de OneWeb, el "valle de la muerte", donde se pasa del papel a la implementación, es cuando aparecen costos y problemas operacionales inesperados. La etapa es crítica además porque el proyecto requiere un gran monto para inversión, estimado en US$5 mil millones que aún no tiene, y que los inversionistas no tendrán de vuelta antes de una década, entonces no está fácil encontrar los socios necesarios dispuestos a eso, y al riesgo.

    Así y todo, es interesante que este proyecto viene a ser uno de los primeros "Big-LEO" en pasar del papel al espacio. Queda ver si los inversionistas apuestan por este proyecto para darle vida o prefieren StarLink, LeoSat, Telesat o el proyecto de Boeing, todos relativamente similares.

    No hay comentarios: