Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • Exclusivo: Certus y MissionLink de primera mano

    Una cosa es conocer sus especificaciones, entender la promesa del fabricante y el operador, y otra muy diferente es conocer equipos y servicios en la práctica. Gracias a nuestra especial relación con Globalsat y a la cercana relación de Globalsat con Thales e Iridium, pudimos probar durante un par de semanas un terminal Certus, el MissionLink MF350BV para uso terrestre.

    Aunque ya habíamos tenido acceso a pruebas beta usando un prototipo funcional del mismo equipo y el servicio en etapa pre-comercial, quisimos probar un equipo ya listo para la venta, exactamente el mismo que está disponible comercialmente, y que Globalsat ya se encuentra comercializando en todo el hemisferio.

    Certus en casa:

    Con el fin de simular un uso cotidiano normal, no pusimos la antena en una torre en medio de una planicie en el desierto, lo que habría sido una condición ideal. La instalamos con un trípode fotográfico sobre el techo metálico de una casa urbana de una sola planta, con algunas casas de dos pisos y árboles alrededor, y conectamos el BDU ("Below Deck Unit" en la jerga marítima) con la antena mediante un cable de 40m, mucho más largo que el incluido con el kit.

    Lo primero que nos impresionó es lo liviana de la antena y lo sólida que se siente. Ambas características probablemente se deben a que no hay piezas móviles, a diferencias de otras soluciones de datos en banda L.

    El cable que une la antena con el BDU es uno solo. Se puede usar coaxial común de alta calidad tipo LMR400 con conectores TNC, y el mismo coaxial se usa tanto para señales RF de ida y vuelta, información de control y alimentación para el HPA ("High Power Amplifier", en jerga de equipamiento satelital), que entendemos está contenido en la antena (no la abrimos para comprobarlo).

    Una vez conectado el cable entre la antena y el BDU, tocó conectar un cable de alimentación, incluido en el kit, a una fuente de alimentación. Usamos una batería AGM de 12 AH, la cual nos permitió operar el equipo por sesiones de un

    poco más de media hora con cada carga, confirmando que el consumo promedio del equipo es de menos de 6A. Por lo tanto el equipo se puede integrar sin problemas en los sistemas de energía de vehículos estándar, aunque vas a querer usar el equipo con el motor de combustión interna encendido.



    MissionLink requiere una SIM activada por un proveedor habilitado por Iridium para entregar el servicio Certus. Una llamada a personal de Globalsat activó la SIM, para lo cual hubo que entregar el IMEI, porque como medida de seguridad Iridium exige que se asocien con la SIM, de manera que no se puede usar la SIM en otro equipo ni vice versa sin autorización. Minutos después el servicio quedó activo.

    Encender el MissionLink resultó tan sencillo como conectarlo a la fuente de energía. Hay un botón de encendido en el BDU pero no es necesario oprimirlo (y de hecho no supimos cómo se activa, pues quisimos hacer todo el ejercicio sin leer el manual, para ver qué tan fácil es).

    Primer llamado:

    Cuando se enciende en su estado inicial, el equipo no activa de inmediato una conexión de datos, pero sí queda disponible para hacer llamadas mediante sus puertas analógicas o sobre IP, a través del servidor SIP incorporado.

    Puesto que no teníamos teléfono analógico para probar, tuvimos que conectarnos desde un iPhone a la red Wi-Fi del equipo (que por omisión viene encendida y sin clave) y usar una app de VoIP compatible con el protocolo SIP. En este punto tuvimos que acceder al manual porque SIP no se auto-configura, es necesario decirle al programa que el servidor se llama "sip.thaleslink" (sin comillas).

         

    Como se trata de un nombre de dominio de la red local creada por el MissionLink, esto implica la necesidad de usar el DNS del mismo terminal en la configuración IP de lo que conectemos. En este caso el iPhone asumió por omisión vía DHCP que el servidor de nombres es el mismo terminal, pero si establecemos direcciones fijas hay que poner atención a este punto y evitar fijar un DNS externo.

    Lo que también tuvimos que aprender es que se considera la línea satelital Iridium como una línea externa, por lo tanto hay que discar 9 para llamar a un número, como si estuviéramos pasando por la central telefónica de una oficina, quedando la secuencia de discado así:

    9+15612086088 para llamar a nuestras oficinas en Florida, o
    9+881661451788 para llamar a otro satelital Iridium.

    Iridium nos ha contado que en una próxima actualización de software, va a ser posible apagar la necesidad de incluir un 9 al discar, pero que eso implicará apagar la PBX y es algo que debe hacer el proveedor a través de la API, el cliente final debe pedirlo al proveedor, no lo puede hacer él mismo.

    Al llamar a números de red fija o celulares terrestres comprobamos que efectivamente el servicio de voz provisto por Iridium Certus tiene notoriamente mejor sonido que el servicio de voz satelital tradicional, lo cual es muy bienvenido. En tiempos en que estamos acostumbrados a llamadas de VoIP con calidad casi CD, el contraste entre eso y una llamada satelital puede ser grande. Con Certus esa diferencia se nota menos que con otros sistemas.


    Internet en cualquier parte:

    También comprobamos rápidamente que la conexión de datos Internet, aunque esté habilitada y la SIM esté lista y conectemos un compu a las puertas Ethernet, no se inicia sola. Y tampoco se inicia con algún botón en el BDU. La conexión se inicia a través de la interfaz web, y una vez iniciada se auto-inicia cada vez que el terminal se enciende, a menos que a través de esa misma interfaz uno la apague.

    La conexión de datos a Internet resultó usable considerando lo que es, un enlace de simétrico de 352 Kbps con latencia variable, a través de satélites que se mueven a más de 20 mil km/h, que cada 9 minutos se cambia de satélite y que los paquetes de datos pasan por varios satélites antes de llegar a tierra casi al otro lado del mundo (por ahora).

    Pudimos acceder sin problemas vía web a las versión de bajo consumo de Facebook, a la versión solo-texto de Gmail y la versión móvil de Twitter, con esperas un poco más largas que lo acostumbrado en lo cotidiano pero tolerables. Sitios que requieren más ancho de banda, como TuneIn, Netflix y YouTube simplemente no funcionan, y bien pues Certus no es para eso, pero no pudimos resistir probar.

    Pudimos sí usar con éxito algunas apps de audio como el iPlayer para oír la BBC y WhatsApp para intercambiar mensajes de voz (y por supuesto texto y fotos), dejando claro que si bien la latencia es variable (entre 400ms y 2 segundos) y el ancho de banda es poco comparado con 3G o 4G, lo más importante sí funciona, y funciona muy bien.

    Anhelando el upgrade

    Si tuviéramos que calificarlo en comparación con algo afín, se trata de una experiencia de usuario similar a un BGAN clase 2, con el detalle de que cuando la latencia baja a menos de 600ms realmente se siente  mejor que BGAN, y para aplicaciones M2M podría rendir mejor que VSAT por lo mismo, siempre que la latencia se mantuviera baja.

    En este sentido, van a ser muy interesantes los upgrades que vienen, que aparentemente son dos significativos:

    1: Una vez solucionados detalles que pudieran detectarse sobre la marcha en la nueva constelación y la nueva infraestructura en tierra, Iridium habilitará el servicio de 704Kbps. Cuando eso suceda, equipos como el MissionLink MF350BV podrán tranformarse en un MF700BV y subir su rendimiento a un downstream (bajada satélite-usuario) que es exactamente el doble, superando levemente a un BGAN clase 2 en modo estándar.

    2: Iridium está haciendo gestiones para instalar gateways terrestres, de manera que el tráfico de datos pueda ir durante una mayor proporción de su trayecto sobre fibra en vez de entre satélites, y ello debería reducir significativamente la latencia, que hoy suponemos llega a valores altos (hasta 2 segundos de RTT medido usando PING sobre Internet) cuando la posición de los satélites exige varios saltos, versus mucho menos (a veces tan bajo como 400ms, medido de la misma forma) cuando la ruta pasa por pocos satélites.

    Con estos dos upgrades, estimamos que Certus tiene el potencial de superar lo que hoy entrega su competencia, tanto en acceso a Internet para uso trabajadores remotos en banda L, como de servicios especializados M2M / IoT sobre VSAT.

    Otras cosas que nos gustaron:

    El MissionLink es un equipo que se nota está preparado para crecer, sus puertos Ethernet tienen PoE (energía sobre Ethernet), de manera que se pueden crear enlaces Wi-Fi de largo alcance o conectar teléfonos IP, cámaras u otros dispositivos, con la posibilidad de alimentarlos de manera sencilla y además encenderlos y apagarlos en forma remota a través de una API documentada. Para aplicaciones de vigilancia y M2M / IoT esto se ve muy útil.

    Aunque no es algo nuevo, el servidor SIP a bordo y la consiguiente posibilidad de conectar múltiples terminales VoIP a la red local para que hablen entre ellos, convierte al BDU en una central telefónica "gratis", evitando la necesidad de hardware adicional en ambientes donde cada kilo, cada punto de falla y cada Ampere de consumo cuenta. Lo mismo aplica en relación al Wi-Fi, la interfaz programable y los puertos analógicos incorporados, elementos que diferencia a este equipo de lo ofrecido por Cobham para Certus, cuyas ventajas son otras, y que veremos más adelante.

    ¿Hay algo que no nos guste? 

    La verdad es que no, solo que queremos el upgrade a 704 Kbps y lo queremos ya, porque si bien en un ambiente controlado y de aplicaciones específicas es posible trabajar con menos ancho de banda, los sitios web de hoy son cada vez más pesados al desplegar sus interfaces de usuario, entonces cuesta que funcionen con poco ancho de banda. En esta categoría nos encontramos con sitios de transacciones bancarias, webs de noticias, servicios de productividad en la "nube" como Google Docs, Google Sheets, etc., que no operan muy bien a menos de 500 Kbps. Obviamente este no es un problema de Certus, pero el mundo es como es y la masa crítica está en anchos de bandas mayores, entonces eso necesita un usuario de la WWW hoy. Así que esperamos con ansias poder hacer un artículo de seguimiento al presente, cuando el servicio y firmware para mayor ancho de banda se encuentren disponibles.

    No hay comentarios: