Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • SpaceX lanzará satélites experimentales de su proyecto de Internet

    Los primeros satélites de prueba de la constelación de banda ancha que planea SpaceX se pondrán en órbita este fin de semana, tres años después que Elon Musk mencionó el proyecto de Internet satelital públicamente por primera vez.

    Los prototipos, llamados Microsat 2a y Microsat 2b, serán incluidos como carga secundaria en un vuelo de Falcon 9 desde la base aérea Vandenberg, en California. Dicha misión tiene como carga primaria un satélite español estatal de observación vía radar, llamado Paz, que irá a una órbita de menor altura.

    Del vuelo se hará cargo un Falcon 9 cuya primera etapa es pre-utilizada, y SpaceX ya llevó a cabo una prueba estática de sus motores, como preparación para el inminente lanzamiento. Aunque, curiosamente, la información del vuelo no aparece en la lista de misiones de SpaceX.

    Estos microsats se usarán en conjunto con varias estaciones terrestres fijas y móviles (vehiculares) para probar la comunicación en banda Ku, según se desprende de las autorizaciones que SpaceX ha solicitado a FCC, la autoridad reguladora de telecomunicaciones de EEUU.

    El proyecto satelital de SpaceX, conocido hasta ahora extraoficialmente como Starlink, involucraría miles de satélites en órbita baja, con conexiones entre ellos, destinados a prestar servicios masivos de Internet satelital. El plan se diferencia así de un proyecto similar llamado OneWeb, cuyos satélites dependerían fuertemente de infraestructura en Tierra para prestar servicios.


    Documentación previa de SpaceX afirma que las órbitas de sus satélites estarían entre los mil y 1400 km, de altura, que cada satélite pesaría menos de 400kg y que vida util de cada satélite sería de menos de 7 años. En el caso de los dos prototipos la vida útil se estima en menos de 2 años.

    La disposición de la constelación implica que cada satélite serviría un radio de un poco más de 1km y la elevación mínima de las antenas sería de 40 grados, facilitando el uso en entornos urbanos, aunque el foco principal del proyecto, que en este aspecto contaría con el apoyo de la administración de Trump, es facilitar el acceso a Internet en hogares rurales de EEUU.

    El proyecto usaría entre 4 y 12 mil satélites para ofrecer servicio del orden de 1Gbps por usuario y baja latencia, accesible a través de terminales del tamaño de un laptop, comenzando en 2020. Al menos, ese es el plan.

    El 18 de febrero SpaceX informó que había retrasado el lanzamiento para el 21 de febrero. Una versión previa de esta nota reflejaba el plan inicial de SpaceX, de lanzar esta misión el sábado 17.

    Fuentes: Base Aérea Vandenberg, Geekwire y Techcrunch.
    Publicar un comentario