Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • Globalstar instala nueva estación terrena en Argentina

    Globalstar (sin relación con Globalsat) anunció el despliegue de una nueva estación terrena con tecnología de segunda generación en Córdoba, Argentina. La nueva infraestructura, que se sumará a la estación que ya opera en Bosque Alegre desde finales del siglo pasado, permitirá llamadas de voz, comunicación de datos bidireccional y conexión a internet de banda angosta.

    La nueva estación permitirá prestar servicios en Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay.

    "Al expandir nuestra cobertura, Globalstar ha consolidado su presencia en América Latina y Sudamérica, permitiéndonos continuar ofreciendo soluciones satelitales eficientes y confiables a nuestros clientes", comentó Juan Porras, Gerente General de Globalstar Latin America. "Ampliar la cobertura en la región de América Latina es un paso clave en nuestra estrategia de crecimiento global", agregó Jake Rembert, vicepresidente de ventas de Globalstar.

    La estación terrestre de Argentina trabajará en conjunto con la red satelital de órbita terrestre baja (LEO) de Globalstar, dirigiendo las señales satelitales a los productos IoT (Internet of Things), Duplex y Spot de teléfonos Globalstar. La estación también habilitará equipos de segunda generación como el Sat-Fi2, que conecta dispositivos con conexión a Internet en lugares más allá de la cobertura celular, con un ancho de banda de hasta 72 Kbps.

    La imagen muestra un dispositivo Sat-Fi2.

    La constelación de Globalstar consta de 48 satélites activos, varias estaciones terrenas en cada continente y comunicación que combina banda L y banda S usando un esquema conocido como CDMA.

    Durante las últimas décadas, el servicio de Globalstar ha sido afectado por la degradación de su primera generación de satélites. La compañía también ha tenido dificultades en su servicio por la dependencia de estaciones terrenas cercanas para dar servicio, una arquitectura conocida como "bent pipe", y cuyo efecto principal es la necesidad de mantener un número mayor de estaciones en tierra que sus competidores como Iridium e Inmarsat, resultando en mayor intermitencia y menor cobertura.

    Fuente: Globalstar.

    No hay comentarios: