Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • Medios argentinos difunden operación que involucraría a ARSAT y Hughes

    Hughes podría quedarse con "al menos el 51%" del ARSAT-3 y con el espacio orbital que le correspondía a Argentina, además de llevarse las ganancias.

    Varios medios argentinos citan a El Destape con información sobre "la venta de ARSAT".

    Según publicó el medio, en una carta de intención firmada el 29 de junio, el gobierno autorizó a la compañía Hughes a que se quede con “al menos” el 51% del ARSAT-3 y también a cambiarle el nombre. Según el mismo medio esta transacción, que entregaría a Hughes tanto la producción y explotación del nuevo ARSAT como el espacio orbital que le correspondía al país, requiere ser aprobada por el Congreso.

    La revelación del acuerdo con Hughes ocurre en el contexto de lo que La Política Online ha caracterizado como "desmantelamiento del Ministerio de Comunicaciones". ARSAT dependió hasta 17 de julio del extinto Ministerio de Comunicaciones. Desde esa fecha pasó a depender del Ministerio de Modernización a cargo de Andrés Ibarra luego de la renuncia de Oscar Aguad para ir a la cartera de Defensa.

    La operación habría sido aprobada hace días por el director de ARSAT y yerno del ministro Oscar Aguad, Rodrigo De Loredo, y los representantes de Hughes, quienes acordaron que a partir de ahora se cree la nueva empresa llamada Newco.

    Mientras que para la producción de los anteriores ARSAT se usó al menos un 30% de elaboración argentina, para el nuevo satélite se planeaba usar tecnología adquirida a otros países, donde también se arbitrará en caso de litigio.

    El primer satélite de la empresa conjunta Newco operaría en Banda Ka, con cobertura sobre el territorio argentino, para brindar banda ancha satelital, algo que Hughes ya ofrece en en Brasil. El satélite sería fabricado por INVAP y Hughes, quien también es proveedor de tecnología de tierra, desarrollaría el gateway. La inversión total rondaría los 230 millones de dólares por el satélite y 50 millones por el gateway y la red terrestre.

    Argentina se transformó con el lanzamiento de ARSAT-1 en el único país de América del Sur en en construir satélites geoestacionarios de telecomunicaciones. El primer ARSAT costó cerca de US$ 270 millones, el segundo US$ 250 y el tercero estaba valuado en 230 millones de dólares.

    Si bien lo ocurrido ha sido retratado como un escándalo de privatización de ARSAT, lo que ha trascendido hasta ahora es un acuerdo que solo cambia el esquema de ARSAT-3, no afectando el patrimonio actual que Argentina ya posee y opera en órbita.

    La nueva empresa contrataría a ARSAT para que este opere desde sus instalaciones en Benavidez, provincia de Buenos Aires, el nuevo satélite. Newco estaría comprometida a proveerse exclusivamente de tecnología de Hughes para el segmento de tierra y las antenas receptoras de los servicios.

    ARSAT-3 podría ubicarse tanto en la posición de 81º Oeste o de 72º Oeste, ambas asignadas a la Argentina o en una nueva posición que el gobierno argentino se encuentra gestionando en 91,5º Oeste. La determinación de la posición se debería realizar antes de la firma del acuerdo definitivo. ARSAT estaría encargada de gestionarle todos los permisos y autorizaciones a Newco.

    La supuesta carta de intención, cuya existencia no ha sido confirmada por fuentes oficiales, aparece publicada por El Destape en Scribd:


    Más información en C5N via Twitter y Latam Satelital.
    Publicar un comentario