Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • ESA y NASA combinan experimentalmente la posición de Galileo y GPS

    La Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA han iniciado una colaboración para lograr una situación combinada de posicionamiento Galileo-GPS en el espacio, a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés). De esta manera, Galileo ha conseguido poder dar servicios en solitario o en combinación con el sistema estadounidense.

    Los satélites en órbita baja utilizan rutinariamente señales de navegación por satélite para determinar su posición en el espacio y permiten que sus trayectos a través del espacio se fijen con una precisión extremadamente alta, conocida como determinación precisa de la órbita. Hasta ahora, dicho posicionamiento se ha realizado con GPS, pero ahora también se puede lograr en constelaciones duales con GPS y Galileo, y también con el uso exclusivo de Galileo.

    Experimento SCaN

    El experimento que ha permitido este avance se ha basado en el uso de un receptor reconfigurable de la NASA llamado Space Communications and Navigation Testbed (SCaN), adjunto al exterior de la ISS.

    La oficina de soporte de navegación de la ESA, en su centro ESOC en Darmstadt, Alemania, se asoció con su equipo de tecnología y sistemas de radio navegación, ubicado en su centro ESTEC en Noordwijk, Países Bajos, y la empresa italiana Qascom para desarrollar las técnicas requeridas para el experimento, que se pasó al centro de investigación Glenn de la NASA, en Ohio, para subirlo al receptor.

    El ingeniero de navegación de la ESA Pietro Giordano explicó que "SCaN es un receptor de radio versátil definido por software en el espacio para las pruebas de navegación y telecomunicaciones, entregado a la estación en 2012. Ha hecho posible, con las modificaciones adecuadas, demostrar la determinación de posicionamiento GPS-Galileo combinada".

    Por su parte, el jefe del proyecto en la oficina de soporte de navegación, Werner Enderle, señaló que "estos excelentes primeros resultados, fruto de un gran trabajo en equipo dentro de la ESA, la colaboración con la industria y con nuestros socios de la NASA, marcan el comienzo de nuestro análisis de datos de proyectos. Se esperan muchos otros resultados interesantes relacionados con aspectos de señales, determinación precisa de órbitas y posicionamiento basado en algoritmos optimizados".

    Sistema de posicionamiento Galileo

    El sistema europeo comenzó los servicios iniciales para los usuarios en diciembre de 2016, y tiene 22 satélites en órbita. El próximo lanzamiento de otros cuatro satélites más por parte de Ariane 5 está programado para el 25 de julio.

    La ESA está desarrollando dos receptores Galileo-GPS para la próxima generación de satélites Sentinel que observan la Tierra. Cuanto más precisa sea la determinación de la órbita, más precisos serán los datos medioambientales que pueden devolverse a la Tierra.

    Fuente: Infoespacial.
    Publicar un comentario