Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • Mientras buscaba un satélite espía, radioastrónomo aficionado encuentra funcionando satélite perdido de la NASA

    Un radioastrónomo aficionado captó la señal del objeto, relevante para el estudio del clima espacial, y el descubrimiento podría permitir reactivar el satélite para que reanude su misión científica, la de estudiar la magnetósfera terrestre y las tormentas espaciales.

    El astrónomo aficionado Scott Tilley estaba barriendo el cielo en busca de señales de radio procedentes de satélites espía. Específicamente, trataba de encontrar huellas de Zuma, la misión secreta perdida en misteriosas circunstancias recientemente, pero en su lugar encontró señales provenientes de un satélite catalogado como 2000-017A, al que se daba por muerto desde el año 2005.

    En su momento, se concluyó que se había perdido contacto con el satélite a causa de un fallo en el suministro energético de su sistemas de comunicaciones, y que el problema podría corregirse cuando el satélite pasara por un periodo de eclipse durante el cual sus paneles solares no suministrarían energía, forzando un reinicio total de sus sistemas.

    2000-017A, más conocido como IMAGE, es una sonda de la NASA lanzada en 2000 para estudiar el campo magnético terrestre y que costó US$ 150 millones. Según averiguó Tilley, el satélite supuestamente muerto sigue enviando información.

    El hallazgo de Tilley, que ha publicado en su blog personal, ha llegado hasta los oídos de la NASA. , Patricia Reiff, una de las antiguas integrantes del equipo científico de IMAGE e investigadora en la Universidad Rice, en Houston, se ha mostrado sorprendida por la suerte que han tenido. Las señales indican, incluso, que algunos de los seis instrumentos del satélite podrían seguir funcionando.

    La noticia ha hecho que el personal de la NASA antes implicado en IMAGE (que significa «Imager for Magnetopause-to-Aurora Global Exploration») haya pasado un par de días rebuscando en viejos informes y programas, y el próximo fin de semana la agencia espacial tratará de contactar con la sonda con su red de radioantenas del espacio profundo DSN (Deep Space Network). "El equipo está conteniendo la respiración esperando que haya algún intercambio de información real entre IMAGE y la superficie", ha dicho Reiff.

    El GSFC de la NASA ya le han adelantado a Tilley —según dice él mismo— que "la fuente de radio es compatible con la del satélite IMAGE" y que "por ahora todos los indicios sugieren que se trata del IMAGE".

    Si IMAGE está realmente vivo, la NASA espera orientarlo para observar las auroras boreales.

    Fuentes: ABC, Microsiervos y NASA.
    Publicar un comentario