Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • Ariane 5 sufre anomalía durante lanzamiento, pero los dos satélites contenidos en la misión sobreviven y están en órbita

    Dos satélites comerciales, uno de los cuales además lleva un paquete de análisis de la magnetósfera para la NASA, se vieron involucrados en un lanzamiento que, durante algunas horas, parecía haber fallado catastróficamente. Pero al parecer el lanzamiento tuvo lugar de acuerdo al plan y ambos satélites se encuentran en órbita y funcionando.

    Pocos minutos después del lanzamiento, el cargo máximo de Arianespace Stephane Israel hizo un comunicado en video, pidiendo disculpas a los clientes y explicando que habían perdido contacto con el cohete durante el lanzamiento, unos segundos después de la ignición de la etapa superior. "Hasta ahora, nuestros clientes no tienen contacto con el satélite. Ahora necesitamos algo de tiempo para saber si han sido separados, y dónde están exactamente, para analizar mejor las consecuencias de esta anomalía".

    Unas horas después, Arianespace declaró que se pudo establecer contacto con los dos satélites comerciales llevados a bordo del cohete, lo cual implica que ambos están en órbita. Esto gracias a que el vehículo opera en forma autónoma, y una falla de comunicaciones si bien podría dificultar la operación bajo algunas circunstancias, no pone por si misma en peligro la misión.

    La declaración aporta que tanto SES-14 como Al Yah 3 se encuentran en comunicación con sus respectivos centros de control, y que sus misiones van a continuar. Esto no precisa si continuarán igual que de acuerdo al diseño original. En ocasiones, los lanzamientos colocan satélites en órbitas muy diferentes a las planificadas, y se debe consumir un volumen significativo de combustible de los satélites para corregir sus órbitas. Ni SES ni los operadores de ambos satélites han detallado si este será uno de esos casos.

    Ariane 5 ha realizado más de 80 misiones exitosas consecutivas hasta la noche de este jueves 25 de enero, tal y como recordó Mark McCaughrean, asesor senior de ciencia y exploración en la Agencia Espacial Europea, en su cuenta de Twitter.

    La misión de la NASA, en colaboración con el satélite comercial SES-14, tiene como objetivo escanear el disco completo de la Tierra cada media hora para estudiar los confines de la atmósfera. La misión será capaz de determinar la temperatura y la densidad de partículas en las capas conocidas como la termosfera o la ionosfera.

    Parte de la información de este artículo tiene como fuente Hipertextual. La información está complementada con datos provenientes de Spaceflight Now y NASA.
    Publicar un comentario