Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • Chilenos alcanzan la cumbre más peligrosa del planeta apoyados por tecnología satelital

    Marcando un día histórico para el alpinismo chileno, Sebastián Rojas y Juan Pablo Mohr alcanzaron el 11 de mayo la cumbre del Monte Annapurna (8098m sobre el nivel del mar), junto a los deportistas europeos Alberto Zerain, Nives Meroi, Romano Benet y Jonatan García.

    Además de tratarse de uno de los picos más altos del mundo, es también considerado el más peligroso, debido a la alta mortalidad entre quienes lo escalan.

    Tecnología satelital para asegurar vidas y facilitar misión:

    Los chilenos Rojas y Mohr contaron con el apoyo de Globalsat Group, a través de su filial en Santiago Globalsat Chile. El dúo llevó consigo equipamiento satelital móvil de banda L, tanto para voz y mensajería (teléfonos satelitales Iridium) y para datos (Inmarsat BGAN). Las condiciones extremadamente exigentes de una expedición como esta requieren tecnología de comunicación liviana, fácil de usar y resistente a los elementos del clima. El equipamiento y servicios provistos por Globalsat Group cumplieron en esta ocasión con entregar una línea de comunicación altamente confiable y eficiente, para asistir la coordinación de la expedición y contar con la posibilidad de solicitar ayuda y rescate de ser necesario.

    Escalada más difícil de lo prevista:

    Durante la expedición supieron por otros deportistas en la zona que una enorme grieta había aparecido en los neveros por los que transita la ruta más segura, conocida como Ruta Alemana, haciéndola totalmente inviable y obligando a tomar la Ruta Francesa, particularmente peligrosa, al estar habitualmente barrida por bloques desprendidos y avalanchas, lo que hace que haya que "pasar con mil ojos para no coger todos los boletos", según relata Alberto Zerain.

     

    Las nevadas habían sido constantes, de manera que en cada nueva incursión a los campos de altura los expedicionarios se vieron obligados a abrir huella. Adicionalmente, un frente de mal tiempo causó precipitaciones fuertes durante seis días ininterrumpidos, confinando a los deportistas durante toda una semana al campamento base, esto sumándose a las nevadas normales de cada tarde.

    A eso de las 10:30 (hora de Nepal) del 11 de mayo el equipo logró llegar a la cumbre. "En primer lugar llegó Romano, Juan Pablo y Nieves, luego yo y finalmente Alberto con Jonatan: todo el equipo. Sacamos muchas fotos, vídeos del alucinante paisaje que teníamos desde la cumbre. Nos felicitamos, nos abrazamos y lloramos. Para nosotros con Jonatan era nuestra primera vez en una montaña de 8000 metros", comentó Rojas.

    El siguiente video muestra cuando Christian Gerhard, Gerente de Desarrollo Corporativo de Globalsat Chile, felicita mediante una llamada satelital a los excursionistas, desde el puerto de Valparaíso.



    La travesía del descenso a veces puede ser todavía más peligrosa que el ascenso. En esta ocasión, los deportistas tuvieron la suerte de tener un clima apto para bajar en la mayoría de los trayectos, aunque en momentos hubo baja visibilidad. Finalmente, la cordada de seis personas llegó sin mayores problemas al campamento base, donde volvieron a abrazarse y a contemplar el logro que aún los emociona. Cabe mencionar que los deportistas no pertenecían a las misma expedición, pero el espíritu de equipo se dio entre ellos rápidamente, facilitando el objetivo conjunto que finalmente es el mismo: alcanzar la cima y volver sanos y salvos.

    Sebastián Rojas, destacado montañista que ha conquistado las tres Torres del Paine, el Cerro Torre y "El Monstruo" de Cochamó, comenta que "conozco por experiencia propia lo crítica que puede ser la comunicación en caso de algún incidente, y por lo tanto tomar los debidos resguardos, especialmente tratándose de una zona tan aislada, es algo fundamental. Globalsat Group nos ha provisto en esta ocasión de tecnología de punta en este sentido, facilitando servicios altamente confiables y además equipos livianos. Esto último es muy importante porque cada gramo extra cuenta y el esfuerzo por llevarlo debe justificarse en términos del valor que aporta a la misión".

    "Por suerte no tuvimos ninguna necesidad de pedir ayuda, pero la tecnología satelital móvil nos facilitó coordinar aspectos logísticos cuando otros sistemas de comunicación no estaban disponibles, y fue fundamental contar con los servicios de telefonos satelitales, ya que era posible comunicarnos con las familias, que día a día nos daban energía para continuar con la expedición", agregó.

    "Estamos todos muy contentos no sólo por haber hecho cumbre, sino por cómo la hemos hecho, en plan alpino, entrando desde el campo 2 con todo a cuestas, sin saber lo que encontraríamos por delante, solventando las dificultades sobre la marcha", agregó Alberto Zerain.

    Fuentes: Cooperativa, Desnivel. Fotografías y testimonios adicionales provistos por la expedición.



    Toda la línea de equipamiento y servicios de comunicación satelital provistos en conjunto con Iridium e Inmarsat están disponibles en el hemisferio occidental a través de Globalsat Group, consorcio americano fundado en 1999 que provee servicios satelitales móviles (MSS) a través de presencia local en Estados Unidos, Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Perú y México, además de distribuidores en las ciudades más importantes de la región. Más información en http://www.globalsatgroup.com/ .
    Publicar un comentario