Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • Vida útil de satélite chileno llega a su fin

    Durante este año, el Fasat Charlie, satélite en órbita desde 2011, iniciará el proceso de término de su vida útil, por lo que en 2015 se inició el proceso de análisis para un nuevo prototipo, que debería ser enviado al espacio este año.

    El satélite chileno pesa aproximadamente 30 kg, orbita la Tierra a unos 620 kilómetros de altura y cumple unas 180 tareas que se relacionan con la agricultura, la silvicultura, el ordenamiento territorial, mapeo de zonas urbanas, estudios de crecimiento y la dinámica poblacional.

    Estas labores son utilizadas para medir la biomasa silvícola, catastros de bosques, protección de fronteras y la monitorización de grandes obras o de catástrofes. Además se cumple con algunas tareas de Defensa, que se mantienen en reserva.

    El satélite -fabricado por la empresa francesa EADS-Astrium- ha captado hasta ahora casi 160 mil imágenes que si se valorizan, ya superan los US$ 72 millones que se invirtieron en su fabricación, asegura la Fuerza Aérea de Chile (FACh)

    Si bien es administrado por esta rama castrense, el Fasat es utilizado en un 41% por el mundo civil. Si alguien desea utilizar imágenes con fines comerciales, el costo de los 100 km2 es de US$ 250. La venta la hace el Servicio Aerofotogramétrico (SAF), quien las puede distribuir en forma gratuita, si no hay un afán de lucro.

    Fasat Charlie posee una resolución de 1,45 metros, lo que significa que cada pixel representa un cuadrado en la superficie de la Tierra de 1,45 metros. Ahora Chile podría optar por uno más avanzado de tipo submétrico. Desde este año, Perú ya cuenta con uno de 0,7 metros.

    Todavía no se sabe la fecha o el nombre del satélite de reemplazo, el ministro de Defensa José Antonio Gómez aseguró que la decisión debía estar tomada antes de este año, y Chile ha establecido contacto con China como posible proveedor.

    La FACh explica que la fabricación y lanzamiento de un nuevo aparato toma cuatro años, pero el Ministerio de Defensa, a través del proyecto Catalejo, evalúa hoy el perfil que debe tener el nuevo satélite de observación. Este análisis comenzó en 2013, dos años después del lanzamiento del Fasat.

    Según informó Defensa en septiembre, el valor de un satélite nuevo podría ir desde los US$ 130 millones a los US$ 250 millones.

    Fuentes: La Tercera, Infoespacial, Defensa.com.
    Publicar un comentario