Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • Nos fuimos de paseo con el IridiumGo

    Estuvimos probando el IridiumGo / 9650 en la zona altiplánica de Chile, el Sur de Bolivia y noroeste de Argentina, para ver si realmente puede brindar la conectividad necesaria cuando no hay ninguna otra manera de comunicarse.

    Desde que en agosto del año pasado nos preguntábamos sobre la aparición del hotspot para el resto de nosotros, sabíamos que venían cambios en la industria satelital móvil, encaminada más allá del tradicional teléfono satelital, y en integración con el creciente uso de la computación móvil en la forma de teléfonos inteligentes y tabletas.

    Sabíamos también que nos tocaría probar y opinar sobre nuevos dispositivos en esta línea. El primero fue el iSavi: el terminal BGAN más pequeño y liviano comercializado hasta el momento, que permite acceso a Internet desde casi cualquier parte con vista al cielo.

    El iSavi funciona bien para un tipo de usuario que se traslada en grupo y puede distribuirse carga, o que viaja en algún tipo de vehículo motorizado, pero para alguien que anda a pie, en bicicleta o caballo, cada gramo cuenta y los >850g del iSavi pueden ser incómodos. En comparación, los 305g del IridiumGo (incluyendo batería) representan un alivio.

    Características destacadas:
    • Al basarse en la constelación de órbita baja de Iridium, se puede usar en los polos, no requiere apunte y la antena es más pequeña que dispositivos que usan constelaciones geosíncronas.
    • Puede ser compartido por varios (hasta 5) smartphones o tablets, conectados por Wi-Fi, que quedan habilitados tanto para llamar como para responder llamadas (aunque solamente uno a la vez) y para envío y recepción de mensajes de texto.
    • Cuenta con hilo fotográfico, facilitando el uso de diversas monturas para levantarlo por sobre árboles y otros obstáculos si fuera necesario, esto resulta especialmente conveniente dado que se conecta a él por Wi-Fi.
    • Se enciende, registra y apaga automáticamente según se levante o guarde la antena, un mecanismo sencillo, ideal para emergencias, sin necesidad de apuntar al satélite en forma precisa ni esperar posicionamiento GPS.
    • La batería dura 7 horas de conversación y 16 horas en espera, mientras que el iSavi no alcanza 3 horas de uso con su batería estándar. Consecuentemente, al peso del iSavi a menudo habrá que agregar el cargador externo o baterías extra, mientras que para muchas misiones el IridiumGo con su batería interna basta y sobra; y si fuera necesario cargarlo basta cualquier fuente USB estándar.
    • La posiblidad de enviar y recibir mensajes de texto de mil caracteres entre dispositivos.
    • Distintos usuarios que hagan uso del IridiumGo via Wi-Fi pueden tener distintas direcciones de e-mail tipo usuario@myiridium.net - pero deben registrarse primero en http://www.iridium.com/mailandweb .
    Todas estas ventajas hacen que un excursionista sienta la seguridad de poder contactar con ayuda en caso necesario, pero no sienta el bulto adicional que implica un aparato mayor y eso realmente se agradece.

    Esto lo comprobamos en la práctica, pudiendo enviar y recibir e-mails desde cualquier lugar en diversas circunstancias. En un caso en particular, la falla de un tren debido a escombros en una vía demoró un viaje en varias horas. Usando la mensajería estándar fue fácil notificar vía e-mail y Twitter de lo sucedido.

    ¿Internet? Sí, pero... no exactamente: 

    Si lo que necesitamos es acceso directo a Internet o la Web el IridiumGo está bastante lejos de ser una opción viable: su conectividad física es de 2.4Kbps, que en la práctica es más cercana a 1Kbps; un browser ajustado para ancho de banda extremadamente bajo como Opera Mini (iOS) o XWeb (Android) podrían funcionar, especialmente con sitios preparados para ello, pero la mayoría de la Web no es accesible con este tipo de conectividad, y nuestros intentos de acceder a la Web usando Opera Mini no fueron muy exitosos.

    En cualquier caso, Iridium ha preparado una lista con sitios web optimizados, que está pre-cargada en la app del IridiumGo para iOS y Android.

    ¿Twitter? Sí, pero...

    La excelente app para hacer uso del IridiumGo en iOS funciona bien e incluye una pestaña dedicada a Twitter. Es una manera conveniente de enviar mensajes públicos, pero la app no incluye una pestaña separada para los mensajes recibidos desde Twitter ni para los privados o "DM", los cuales llegan como mensajes de texto desde el número corto +40404, lo que implica que no hay una manera fácil de responder si uno no conoce los códigos para usar Twitter vía SMS.

    Adicionalmente, el gateway de SMS-e-mail y la funcionalidad de Twitter adolescen de una gestión adecuada de caracteres extendidos, lo cual es relevante para nosotros, los usuarios de América Latina. También a ratos se repiten mensajes, e incluso algunos aparecen con fecha incorrecta (en nuestro caso, 31 del 13 de 1969) y segmentados de manera confusa. Esto puede ser incómodo para ciertos usuarios y es algo que Iridium debería corregir, no obstante todos estos problemas están en el ámbito del sofware, lo cual los hace fáciles de corregir para la compañía.

    Conclusiones:

    Se podría decir que es un dispositivo más para mensajes que para voz. A pesar de los detalles esporádicos de presentación con caracteres extendidos y fechas, el valor del IridiumGo para envío y recepción de mensajes de texto es insuperable, no hay nada que se le acerque en portabilidad y conveniencia.

    Si bien por peso y volumen similar se puede llevar un teléfono satelital tradicional, el teléfono puede ser más caro y no tiene la conveniencia de manejarse desde una app en una tablet o smartphone, lo cual es años luz mejor para escribir que un teclado numérico con tres o cuatro letras por tecla.

    La mensajería con Iridium es especialmente ventajosa por su naturaleza asincrónica, pues tolera visibilidad intermitente hacia los satélites en una zona de cañón urbano o rural, con obstáculos como follaje o construcciones, o en caso de satélites con fallas, una posibilidad real de aquí a que Iridium reemplace su constelación de 66 satélites.

    Fuimos al extremo de probar en trenes y aeronaves en movimiento*, y también en diversos entornos de la ciudad y lo campestre, donde a pesar de las condiciones difíciles de conectividad, con un poco de supervisión y algunos reintentos, los mensajes llegaron en ambos sentidos.

    Esto contrasta con el uso del IridiumGo como teléfono, algo que si bien es posible y nos resultó en varias ocasiones, en otras no tanto, por estar cerca de montes, edificios, árboles, etc. lo cual puede interrumpir la vista hacia los satélites en movimiento relativo.

    Cabe señalar que algunos servicios, como el SMS de mil caracteres, podrían no funcionar con un SIM Iridium común. Además, el costo por tráfico de datos es mucho más barato con un contrato especial para IridiumGo que usando un SIM de prepago o postpago normal de Iridium.

    En definitiva, aunque no es para cualquier usuario, la conveniencia de su tamaño y peso convierten al IridiumGo en un dispositivo que prácticamente no tiene competencia, mientras que para conectividad real a Internet o para hablar cómodamente por teléfono vía-satélite, hay opciones mejores.

    El IridiumGo y su servicio asociado están disponibles en toda América Latina a través de Globalsat Group, el destacado consorcio satelital panamericano que patrocina este blog.

    *Por el momento, lo de las aeronaves no está recomendado. Regulatoriamente, se necesita permiso del capitán de la aeronave para operar cualquier equipo de comunicación. Operar un equipo Iridium sin autorización puede ser ilegal durante el vuelo.