Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • 2019: el año de los nanosatélites para M2M / IoT global

    Según Wired y Forbes, 2019 podría ser el año en que se masifican las constelaciones de pequeños satélites para entregar servicios globales de banda estrecha, y podrían tener razón. Están por lanzarse en meses próximos varios proyectos similares, cuyo impacto podría ser disruptivo para la conexión remota de dispositivos. Examinemos brevemente algunos:

    Audacy, cuyo fundador es un ex empleado de SpaceX, pretende ser una versión miniatura del sistema NASA conocido como TDRSS, utilizado para prestar servicio de conexión a recursos en órbita, incluyendo la Estación Espacial Internacional. El proyecto consiste en tres satélites de órbita alta, dos estaciones terrenas, una ubicada en Singapur y la otra en California, y equipamiento de acceso instalado en satélites de órbita baja.

    Astrocast, un emprendimiento basado en Suiza y EEUU, consiste en hasta 64 nanosatélites en órbita polar, en lo que la compañía ELSE llama una constelación "escalable" y de bajo costo ya que la fabricación de los satélites es casi totalmente propia, a excepción de la propulsión provista por NanoSpace / GomSpace. Astrocast usaría banda L de sus amigos de Thuraya para la comunicación con terminales ultra pequeños en tierra y enlaces entre satélites para no depender de estaciones terrenas abundantes.

    Helios Wire, una empresa canadiense, tiene como plan usar banda S y Blockchain para proveer una solución de comunicaciones IoT segura. Según la empresa su acceso a banda S es prioritario y sus terminales serán del tamaño de una tarjeta de crédito, bajo un modelo tecnológico capaz de atender 5 mil millones de terminales.

    Kepler Communications, fundada por 4 estudiantes canadienses en Toronto, se basa en un diseño de SDR propio que utilizará banda Ku y antenas planas para entregar servicios store and forward de cantidades mayores de datos que otros proyectos M2M / IoT. Sus primeros dos prototipos ya están en órbita y aunque por innovación y avances merece estar en esta lista, su constelación funcional comenzaría a desplegarse después del 2019, no durante.

    Hiber, emprendimiento holandés, tiene como objetivo proveer acceso de muy bajo costo mediante satélites propios de cobertura mundial. Según la compañía, por "unos pocos euros al año" usuarios podrán disponer de mensajería global a través de su red, que se llamará LPGAN. La innovación principal, además del precio, estaría en el bajo consumo, con un terminal capaz de operar durante 10 años sin necesidad de cambiar su batería.

    SAS, utilizando banda S y satélites fabricados por GomSpace, es un proyecto del cual ya hemos hablado previamente. Tiene la ventaja a su favor de ser el primero proyecto de peuqeños satélites destinados a IoT en poner más de un prototipo en órbita, y si se considera su proyecto como "Big-LEO", incluso le ganó a SpaceX, Telesat, LeoSat y OneWeb con ese hito. Habiendo completado pruebas de prototipos en órbita con Globalsat y otros actores de la industria, SAS iniciará en 2019 la implementación de su constelación operativa.

    Swarm Technologies, los satélites más pequeños de este grupo de proyectos, podrían además ser los más baratos, pero también los más difíciles de seguir instrumentalmente, razón por la cual Swarm tuvo problemas para obtener permisos de la FCC y fue noticia mundial cuando lanzó sus prototipos sin dicho permiso a través de ISRO, siendo una empresa basada en EEUU. Swarm ahora cuenta con permisos de la FCC y lanzará más prototipos.

    Todos estos proyectos y otros similares enfrentan serios desafíos de escala, competencia y riesgo. En cuanto a la competencia, no solo compiten entre ellos, también lo hacen con ofrecimientos de empresas satelitales ya establecidas como Iridium e Inmarsat y de empresas de servicios terrestres, pero a su vez todas suben la vara en cuanto a prestación (o bajan la vara en cuanto a precio, de ser exitosas) y por lo tanto representan un sano influjo de movimiento para la industria satelital, que en buena hora avanza para ponerse al día con las expectativas de usuariosy empresas que quieren cada vez más todo conectado, todo el tiempo, y pagando lo mínimo.
    Publicar un comentario