Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • Japón prueba un "ascensor espacial"

    El equipo japonés que trabaja en un proyecto de ascensor espacial anunciado en 2014 para conectar la Tierra directamente con una nueva estación espacial, realizará en poco días la primera prueba de una réplica en miniatura del elevador.

    La empresa Obayashi, que colabora con la Universidad de Shizuoka, anunció en 2014 que prevé construir para 2050 un ascensor espacial por medio de un cable 96.000 kilómetros.

    La Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial lanzará un cohete H-IIB con la réplica del ascensor a bordo desde la isla Tanegashima. Después los investigadores probarán cómo funciona en el espacio un pequeño doble de ascensor —de seis centímetros de longitud, tres de ancho y tres de la altura—, que se moverá por un cable de diez metros suspendido entre dos satélites que serán lanzados desde la Estación Espacial Internacional.

    "Será el primer experimento en el mundo para probar un movimiento de ascensor en el espacio", declaró el portavoz de la Universidad de Shizuoka.

    La empresa japonesa de construcción Obayashi, que colabora con la Universidad de Shizuoka, anunció en 2014 que prevé construir para 2050 un ascensor espacial que alcanze una altitud de 96.000 kilómetros. Entonces, la compañía reveló que para la construcción del cable de ascensor usará la tecnología de nanotubos de carbono, que es más de 20 veces más fuerte que el acero.

    No es el único intento de llevarnos cómodamente al espacio. El principal contratista del citado proyecto, la corporación constructora japonesa Obayashi, también está diseñando un ascensor cósmico propio, para el cual prepara vehículos de forma ovalada. Cada uno medirá 18 metros de largo y 7,2 metros de diámetro y tendrá capacidad para transportar a 30 personas.

    "En teoría, un ascensor espacial es altamente plausible. Los viajes espaciales pueden convertirse en algo popular en el futuro", comentó Mainichi Yoji Ishikawa, que dirige el equipo de investigación.

    Se prevé que los ascensores puedan elevarse hasta 36 mil kilómetros en el espacio desde una plataforma marina hasta una estación espacial con ayuda de un motor eléctrico y luego regresar de vuelta a la Tierra. Los investigadores esperan que el vehículo pueda desarrollar velocidades de hasta 200 kilómetros por hora y llegar a la estación espacial en ocho días tras la partida desde nuestro planeta. El coste del proyecto de Obayashi se sitúa en un billón de yenes.

    Sin embargo, a los investigadores los esperan varios desafíos, y el primero es el desarrollo de un cable resistente al impacto de rayos cósmicos de alta energía. Ahora, los investigadores están estudiando utilizar nanotubos de carbono para construir los cables. Ente otros desafíos se encuentran la creación de tecnologías para transmitir electricidad desde la Tierra al espacio y desarrollo de las que permitan evitar el riesgo de un choque de los ascensores con escombros espaciales o meteoritos.

    Fuente: RT.
    Publicar un comentario