Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • NASA ensaya protocolos de emergencia planetaria aprovechando paso cercano de asteroide

    No, el mundo no se acabará el 12 de octubre.
    No, no llamarán a Bruce Willis ni a Robert Duvall.
    Se trata de un objeto de menos de 40m de diámetro que pasará a más de 7 mil kilómetros de la superficie terrestre.


    Y aunque los cálculos de los astrónomos fueran erróneos y la órbita del asteroide 2012 TC4 se cruzara con la de nuestro planeta, el resultado probablemente sería como lo ocurrido sobre Rusia en 2013, donde el objeto explotó en la atmósfera y no llegó a ocasionar daños importantes en tierra.

    La imagen corresponde a una fotografía tomada en 2013 de un asteroide similar que entró a la atmósfera y explotó sobre rusia, cerca de la ciudad de Chelyabinsk.

    Esta ocasión servirá para que NASA ensaye en base a una aproximación real cómo haría para seguir la trayectoria, estimar lugar de impacto y alertar autoridades, en caso que un objeto similar sí hiciera contacto con la Tierra.

    Cabe señalar que la distancia a la cual pasará el asteroide es mayor a la de los satélites geoestacionarios, pero además su trayectoria no lo hará pasar cerca de dicho anillo. Adicionalmente, la distancia proyectada es mucho mayor a la de satélites de órbita baja o media. Todo esto implica que la probabilidad de que el objeto hiciera contacto con un satélite es esencialmente cero.

    Hacer seguimiento y analizar asteroides es una tarea habitual de NASA, que en enero del 2016 inauguró una nueva división con la tarea de llevar la cuenta de estos objetos cercanos a la Tierra. La PDCO (Planetary Defense Coordination Office u Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria) ha tenido dos años para planear cómo enfrentar una situación de riesgo espacial y formular planes de respuesta, lo que implica coordinación con agencias y el gobierno federal de EEUU.

    El Dr. Michael Kelley explicó a Inverse de qué trata el ensayo y la naturaleza de la situación. Según el científico, “tal como lo harías en un simulacro de incendio, nunca tienes planeado estar atrapado en un edificio en llamas, pero llevas a cabo los ensayos por si acaso. De eso tratan estos ejercicios".

    Esta será la primera vez que la entidad podrá poner en práctica el sistema, probando su capacidad para comunicarse mundialmente con instituciones pertinentes en tiempo real, mientras monitorea el asteroide. Lamentablemente no será fácil seguir el asteroide para el resto de nosotros, debido a su trayectoria que tendrá su punto de mayor acercamiento sobre el continente antártico.

    Fuente principal: Inverse.
    Publicar un comentario