Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • En órbita el que podría ser último satélite espía KH-11

    El cohete impulsor de la clase pesada Delta 4, lanzado el 28 de agosto desde la base aérea Vandenberg, California, puso en órbita el satélite espía NROL-65, valorado en US$ mil millones de dólares.

    RIA Novosti informa que el aparato, creado por encargo del Directorio Nacional de Inteligencia de EEUU, funcionará en órbita de baja altitud y las funciones que cumplirá se mantienen en secreto. Según medios estadounidenses, el ingenio puesto en órbita fue diseñado para vigilar los objetivos terrestres y la resolución de sus cámaras permite distinguir detalles como la marca de un automóvil.



    El despegue podría ser el último de una larga serie denominada KH-11, que habría sufrido diversos cambios técnicos y de nombre en todo este tiempo. La misión, también llamada USA-245, servirá para obtener imágenes de alta resolución de objetivos en tierra para la NRO.

    Según informa Noticias de la Ciencia, este satélite, el número 16 de su familia iniciada en 1976, se parecería al telescopio espacial Hubble, con un tubo más corto. Operará en una órbita elíptica de unos 200 por 1000 km.

    Si bien corre el rumor de que se podría tratar del último satélite espía de EEUU -una tesis consistente con el creciente rol que parecen tener otros mecanismos de vigilancia vía Internet y redes móviles- ello parece poco probable. Las imágenes obtenidas desde el espacio entregan valiosos datos que no pueden ser adquiridos mediante la intercepción de comunicaciones.
    Publicar un comentario