Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • EEUU ya no está solo en el control de chatarra orbital

    Como ya hemos comentado, uno de los problemas crecientes a los que se enfrenta la industria satelital es la cantidad de residuos de misiones que ponen en peligro a los satélites en servicio. EEUU era el único país que (abiertamente) monitoreaba el espacio para prevenir colisiones. A partir de ahora se suman oficialmente a la vigilancia Japón y Australia.

    El Comando Estratégico de EEUU tiene por encargo evitar que los satélites activos en órbita se encuentren con los decenas de miles de miles de objetos que flotan alrededor de la Tierra. Robert Kehler, general a cargo de este comando, firmó acuerdos con Japón y Australia que permitirán compartir información para evitar colisiones, y no se excluye la posibilidad de incorporar a otros países más adelante.

    Con más de 14 naciones y decenas de entidades internacionales operando satélites artificiales, el espacio está cada vez más ocupado, especialmente en la zona de órbita baja, conocida como LEO por Low Earth Orbit.


    El comando actualmente monitorea la posición de más de 17 mil objetos y genera hasta 30 alertas diarias de posibles colisiones, las que son enviadas a los responsables de los satélites o naves espaciales con capacidad de maniobra, para así disminuir la probabilidad de una colisión. Esta información es la que hace que la órbita de la Estación Espacial Internacional sea modificada con bastante frecuencia.

    Además de establecer este acuerdo con Australia y Japón, el comando espacial mantiene acuerdos para compartir información con 37 grupos o compañías.

    La Fuerza Aérea de EEUU estima que para el 2030 la cantidad de chatarra en órbita podría llegar a triplicarse.

    Fuente: The World-Herald / http://www.omaha.com/article/20130616/NEWS/130619694/1685
    Publicar un comentario