Noticias del mundo satelital y espacial,
con énfasis en 🅼🆂🆂.

  • Joel Schroeder explica éxito de Inmarsat en M2M


    Mientras otras soluciones semi-globales se basan en redes terrestres, con complejos esquemas de roaming y poca fiabilidad por compartir espectro con millones de usuarios, Inmarsat BGAN permite comunicación bidireccional altamente confiable y costo-efectiva.

    Así lo explicó el director del programa M2M de Inmarsat, Joel Schroeder, en CTIA este año. Específicamente en la conferencia M2M, donde anunció algunas actualizaciones que entregará la compañía.

    Inmarsat trabaja actualmente en aumentar la cantidad de usuarios simultáneos que su constelación satelital puede servir, terminales móviles de menor costo con mayor facilidad de uso, y un chipset para aplicaciones de integración.

    "Hoy puedes pagar por más de US$1000 para un terminal totalmente funcional", dijo Schroeder, agregando que Inmarsat espera ofrecer eventualmente módulos que cuesten menos de US$100.

    Gracias al uso de tecnología estándar 3G de Ericsson adaptada a la banda L satelital, Inmarsat ha estado entregando servicios M2M globales incluso desde antes de que entrara en uso dicha sigla.

    La red combina de una manera innovadora tecnologías disímiles: SMS y el protocolo Internet, lo cual abarata costos y eleva prestaciones para aplicaciones como SCADA, smart meters, monitoreo ambiental y otras que se benefician de la comunicación en tiempo real. Otros servicios satelitales M2M usan tecnología store-and-forward.

    Además de poder llegar casi a cualquier parte y por lo tanto complementar redes terrestres en cobertura, Inmarsat BGAN M2M es una buena solución para operar en paralelo a 3G terrestre, ya que no sufre por grandes tasas de sobrepuso compartido, y además -a diferencia de otras tecnologías satélitales- la banda L no experimenta problemas por fenómenos climáticos.

    Fuente: Wireless Week
    Publicar un comentario